Limpieza de material de vidrio para laboratorio

El material de vidrio especial para laboratorio se puede limpiar manualmente, mediante inmersión en un baño, o en la Termodesinfectora. Para ambos métodos hay disponible en el comercio especializado un amplio programa de detergentes y desinfectantes. Dado que nunca se puede descartar completamente una contaminación del material de vidrio para laboratorio durante el transporte hasta el cliente, recomendamos limpiar los artículos de vidrio para laboratorio conforme a su aplicación antes de utilizarlos por vez primera. Para proteger el material de vidrio para laboratorio hay que limpiarlo, inmediatamente a continuación de utilizarlo, con agua a baja temperatura y poco alcalina, procurando que el tiempo de lavado sea corto.

El material de laboratorio que ha entrado en contacto con sustancias infecciosas o microorganismos se debe tratar en conformidad con las normas vigentes. En función de la sustancia de que se trate puede resultar necesario un autoclavado (p.ej. para matar los microorganismos). Generalmente se recomienda, a ser posible, limpiar los productos de vidrio antes del autoclavado o de una esterilización con aire caliente, para prevenir la incrustación de la suciedad por efecto del calor, así como daños en el material de vidrio por productos químicos que eventualmente se hayan quedado adheridos al mismo.

Limpieza manual

Un método universalmente conocido es frotar con una bayeta o esponja impregnada en la solución limpiadora. No limpiar nunca el material de vidrio para laboratorio con limpiadores o estropajos abrasivos, porque pueden dañar la superficie. Los desperfectos en la superficie pueden comprometer las propiedades del vidrio y limitar el posterior uso del material de vidrio. En el método de inmersión en un baño se sumerge el material de vidrio para laboratorio, generalmente a temperatura ambiente, durante 20 a 30 minutos en la solución limpiadora y a continuación se enjuaga con agua corriente y, finalmente, con agua destilada.

Para limpiar el material de vidrio de la forma menos agresiva posible, sólo se prolongará el tiempo de actuación o se incrementará la temperatura en caso de suciedad incrustada. En el caso del material de vidrio para laboratorio se deben evitar los tiempos de actuación prolongados, a temperaturas superiores a los 70 °C y en medios fuertemente alcalinos, porque pueden dañar el serigrafiado y provocar corrosión del vidrio. También se deben evitar las agresiones mecánicas durante la limpieza, por ejemplo rascar con una cuchara metálica.

tg_limpieza de material de vidrio

Limpieza

Durante la limpieza se desprende la suciedad de la superfi cie. en la misma se utilizan productos químicos de proceso (p.ej. productos de limpieza, humectantes, emulsionantes, neutralizadores). la limpieza se puede subdividir en varios bloques de programa, como p.ej. el enjuague previo, la limpieza y la neutralización.

Aclarado

Mediante el enjuague se arrastran la suciedad desprendida y los productos químicos de proceso utilizados. el enjuague se puede subdividir en bloques de programa individuales. La elección de la calidad del agua (p.ej. agua de red, agua desmineralizada, agua ultrapura) depende de la aplicación (p.ej. análisis orgánicos/inorgánicos, microbiología).

Desinfección

Mediante la desinfección se mata/desactiva una contaminación infecciosa hasta el punto que el material de vidrio para laboratorio ya no puede representar un riesgo de infección.

La desinfección sirve, por una parte, para la protección del personal de laboratorio que trabaja con contaminaciones infecciosas. Por otra parte, previene la transmisión de gérmenes desde muestras y preparados en laboratorios médicos, centros de investigación de higiene, laboratorios farmacéuticos, de la industria alimentaria y cosmética. de esta forma queda garantizado un trabajo en condiciones de perfecta higiene.

Seguridad del proceso, para obtener resultados reproducibles

El lavado mecánico es un procedimiento validable, que proporciona resultados reproducibles. Esta es una de las razones por las que se prefiere el lavado mecánico frente a los métodos manuales. Con el fin de garantizar la reproducibilidad de los resultados, los aparatos incorporan p.ej. los sistemas de seguridad siguientes:

  • Control redundante de la temperatura mediante 2 sondas de temperatura.
  • Dosificación automática de los líquidos, que incluye el control del volumen dosificado.
  • Control de las r.p.m. del brazo rociador.

Conservación del valor gracias a un acondicionamiento cuidadoso

El acondicionamiento mecánico del material de vidrio para laboratorio es más cuidadoso con el mismo que la limpieza manual en un baño de agua. La superficie del vidrio sólo entra en contacto con la alcalinidad del detergente durante un periodo de tiempo breve y definido, lo cual permite minimizar la corrosión del material. Los accesorios incluyen alojamientos y elementos de inmovilización especiales, que permiten fijar el aparataje de vidrio de forma segura y protegiéndolo contra las roturas del vidrio.

Esterilización

La esterilización es un procedimiento habitual para preparar el material de vidrio para laboratorio para las aplicaciones estériles o como parte de la limpieza. El material de vidrio para laboratorio DURAN® es apto tanto para el autoclavado como para la esterilización con aire caliente o por plasma (H2O2).

El instrumental de laboratorio que ha entrado en contacto con sustancias infecciosas o con microorganismos se debe limpiar conforme a las normas vigentes relativas al manipulado de dichos materiales. Dado el caso será necesaria una esterilización.

En lo que respecta a la esterilización, en particular de frascos para laboratorio, se deberá tener en cuenta lo siguiente: Abrir siempre todos los frascos, para prevenir la presurización. Para esterilizar medios se recomienda la utilización de tapas con membrana. Gracias a su membrana de PTFE de esta tapa se produce una igualación de presiones, lo que permite cerrar firmemente la tapa. De esta forma se reduce considerablemente el riesgo de contaminación.

Aparte de los procedimientos estandarizados antes descritos, todos los productos DURAN® admiten también métodos modificados individualmente, p.ej. la aplicación de temperaturas más altas. Recuerde, no obstante, que especialmente en los frascos se deben tener en cuenta también las temperaturas máximas admisibles de los plásticos de los que están fabricados sus accesorios (por ej. de las tapas roscadas).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×

¡Hola! Da Click para chatear con algunos de nuestros representantes. o si lo prefieres envíanos un correo electrónico

× ¿Cómo puedo ayudarte?