Información Técnica

¿Qué es el vidrio?

El vidrio es un producto de fusión inorgánico, que se solidifica sin cristalizar. En los vidrios corrientes, sus componentes básicos, así como los formadores y modificadores de red, están presentes en forma de óxidos.

Los formadores de vidrio (formadores de red) típicos son el ácido silícico (SiO2), el ácido bórico (B2O3), el ácido fosfórico(P2O5) y, en determinadas circunstancias, también el óxido de aluminio (Al2O3). Estas sustancias están en condiciones de absorber (disolver) hasta ciertas concentraciones de óxidos metálicos sin comprometer su carácter vítreo. Es decir, que los óxidos incorporados no participan como formadores del vidrio, sino como “modificadores de la red”, que alteran determinadas propiedades físicas de la estructura vítrea.

Numerosas sustancias químicas tienen la propiedad de solidificarse en forma vítrea a partir de un estado fundido. La formación del vidrio depende de la velocidad de enfriamiento y presupone unos tipos de enlace preeexistentes entre los átomos o grupos atómicos (enlaces atómicos y enlaces iónicos). Esta circunstancia provoca que, en la masa fundida, los productos formadores del vidrio presenten una fuerte tendencia a enlazarse espacialmente por polimerización de una forma, en gran medida, desordenada.

Los cristales se forman, porque los átomos individuales se posicionan uniformemente distribuidos en el espacio, en una llamada red cristalina, tan pronto como la sustancia en cuestión pasa del estado líquido al sólido. El vidrio, en cambio, forma una red en gran medida “desordenada” cuando pasa del estado líquido al sólido. Por esta razón, los componentes que participan principalmente en la formación del vidrio se denominan “formadores de red”. Dentro de esta red de moléculas formadoras del vidrio se pueden introducir iones, que rompen la red en determinados puntos y alteran su estructura y, con ello, también las propiedades del vidrio (p.ej. su resistencia química). De ahí que se denominen “modificadores de la red”.

¿Qué es Duran®?

Lo que hace especial a DURAN®

Una muy buena resistencia química, actitud casi inerte, una elevada temperatura de uso, una dilatación térmica mínima, así como la elevada resistencia al choque térmico que de ahí se deriva, son algunas de sus propiedades características. Este óptimo comportamiento físico-químico hace que DURAN® sea el material de referencia para uso en el laboratorio, así como para la construcción de aparatos químicos para plantas a escala industrial.

Además, es considerado un vidrio técnico universal en todos aquellos otros campos de aplicación en los que se requieren una extraordinaria resistencia al calor y al choque térmico, solidez mecánica y una resistencia química extraordinaria.

Composición química de DURAN®

DURAN® tiene, aproximadamente, la siguiente composición:

tg_que es duran

Las propiedades de DURAN® se ajustan a las especificaciones de la DIN ISO 3585. DURAN®  se distingue frente a otros vidrios borosilicato 3.3 por su calidad, muy constante y técnicamente reproducible.

Propiedades Químicas

La resistencia química del vidrio borosilicato DURAN® es más amplia que la de todos los demás materiales conocidos. el vidrio borosilicato durAN® es muy resistente al agua, los ácidos, las soluciones salinas, las sustancias orgánicas, así como a los halógenos, como p.ej. el cloro y el bromo. Su resistencia a las soluciones alcalinas también es buena. Únicamente el ácido fluorhídrico, el ácido fosfórico hirviente y las soluciones fuertemente alcalinas, junto con altas temperaturas (>100 °C) atacan notablemente la superfi cie del vidrio (corrosión del vidrio). Debido a su comportamiento prácticamente inerte no se producen interacciones (p.ej. intercambios iónicos) entre el medio y el vidrio y se puede descartar prácticamente todo efecto perturbador sobre los experimentos.

Resistencia al agua
DURAN® se encuadra dentro de la clase Clase 1 de los vidrios clasifi cados en 5 clases hidrolíticas con arreglo según la norma diN iso 719 (98 °C). se mide la cantidad de Na2o/g en vidrio granulado que se disuelve después de 1 hora en agua a 98 °C. en el caso de DURAN® la cantidad de Na2o disuelto es inferior a 31 μg/g de vidrio granulado. DURAN® también se encuadra dentro de la Clase 1 según diN iso 720 (121 °C), según la cual los vidrios se clasifi can en un total de 3 clases hidrolíticas. La cantidad de Na2o disuelta tras 1 hora en agua a 121 °C es de menos de 62 μg/g de vidrio granulado. Gracias a su buena resistencia al agua, DURAN® es un vidrio neutro y se corresponde con el tipo de vidrio 1 según las especificaciones de la usP, jP y la eP, por lo cual se puede utilizar casi sin restricciones en aplicaciones farmacéuticas y alimentarias.

tg_propiedades quimicas

Resistencia a los ácidos

DURAN® se encuadra dentro de la clase 1 de los vidrios clasifi cados en 4 clases de ácidos según la norma diN 12 116. dado que la erosión de la superfi cie tras 6 horas de cocción en una disolución 6N de HCl es inferior a 0,7 mg/100 cm2, DURAN® está clasifi cado como vidrio borosilicato resistente a los ácidos. la cantidad de óxidos metálicos alcalinos disuelta según diN iso 1776 es inferior a 100 μg Na2o/100 cm2.

tg_resistencia a los acidos

Resistencia a las soluciones alcalinas

DURAN® se encuadra dentro de la clase 2 de los vidrios clasifi cados en 3 clases de resistencia a las soluciones alcalinas según la norma diN iso 695. la erosión superfi cial al cabo de 3 horas de cocción en una mezcla compuesta por partes en volumen iguales de solución de hidróxido sódico (concentración de 1 mol/l) y de carbonato sódico (concentración 0,5 mol/l) es de tan solo aprox. 134 mg/100 cm2.

tg_resistencia a la soluciones alcalinas

Resistencia a la temperatura al calentar y resistencia al choque térmico

tg_resistencia a las soluciones alcalinas 2

La temperatura máxima de uso admisible por corto tiempo de DURAN® es de 500°C. El vidrio comienza a reblandecerse a partir de una temperatura de 525 °C y a partir de una temperatura de 860 °C pasa al estado líquido. Gracias a su coeficiente de dilatación lineal muy pequeño (α= 3,3 × 10–6 K–1), DURAN® se distingue por su elevada resistencia al choque térmico, de hasta ΔT = 100 K. Esto significa que el vidrio sólo varía 3,3 × 10–6 unidades de longitud relativa cuando se produce una variación de la temperatura de 1 K. La resistencia al choque térmico depende del espesor de las paredes y de la geometría de los productos.

Resistencia a la temperatura al congelar

DURAN® se puede enfriar hasta la máxima temperatura negativa posible y es también apto para ser utilizado en nitrógeno líquido (aprox. – 196 °C), aunque se debe vigilar también la dilatación del contenido durante el uso y la congelación. Para los productos DURAN® generalmente se recomienda no bajar de los – 70 °C. En este caso se deben tener en cuenta, aparte de la geometría de los productos, las características de los componentes adicionales utilizados (p.ej. tapas roscadas). Al enfriar o descongelar hay que vigilar que la diferencia de temperaturas no exceda los 100 K. Por esta razón se recomienda en la práctica un enfriamiento y un calentamiento escalonados. Para el enfriamiento de sustancias, p.ej. en frascos o tubos de ensayo DURAN®, se llenarán los recipientes hasta un máx. De 3/4 partes de su capacidad. Además, se recomienda congelarlos inclinados 45 ° (aumento de la superficie) y teniendo en cuenta las características de las tapas roscadas o demás componentes. La temperatura mínima para la tapa roscada de PP azul es – 40 °C.

Utilización en el horno microondas

El material de vidrio para laboratorio DURAN® es apto para el horno microondas. También son aptos los productos DURAN® con revestimiento plástico.

Vista general de las propiedades físicas de vidrios técnicos

tg_propiedades fisicas de vidrios tecnicos

Propiedades ópticas

Dentro del rango espectral desde aprox. 310 hasta 2.200 nm la absorción de DURAN® es despreciable. Es transparente e incoloro. A partir de determinados grosores (tubos vistos a través) tiene un aspecto ligeramente amarillo/verdoso. Para trabajar con sustancias fotosensibles se recomienda los productos DURAN® con coloración topacio (ver la coloración topacio de DURAN®). Provoca una fuerte absorción dentro del espectro de onda corta de hasta aprox. 500 nm. En los procedimientos fotoquímicos la transmisión luminosa de DURAN® en el espectro ultravioleta es de especial importancia. A partir del grado de transmisión dentro del espectro UV se puede determinar la posibilidad de realizar reacciones fotoquímicas, p.ej. cloraciones y sulfocloraciones. La molécula de cloro absorbe dentro del rango de 280 hasta 400 nm, con lo que sirve como transmisora de la energía radiante.

Conformidad con normas y reglamentos

Además de la norma internacional diN/iso 3585, en la que se fi jan las características del vidrio borosilicato 3.3, el material de vidrio para laboratorio durAN® cumple las normas actualmente en vigor. en las páginas dedicadas a nuestros productos de este catálogo aparece indicada la norma diN/iso aplicable. en caso de modifi cación de la norma diN, p.ej. para satisfacer las recomendaciones de la iso, adaptamos también nuestras dimensiones en un plazo de tiempo razonable.

DURAN® es un vidrio neutro, con una elevada resistencia hidrolítica, por lo que está clasificado como tipo de vidrio 1 en la farmacopea japonesa (jP, 7.01), en la farmacopea europea eP (apdo. 3.2.1), así como en la united states Pharmacopeia (usP, section: 660) y el National Formulary.

El material de vidrio para laboratorio y los polímeros

Plásticos utilizados en el vidrio de laboratorio

Para completar los productos de vidrio para laboratorio DURAN® se utilizan diversos productos a base de polímeros, como p.ej. tapas roscadas, cuyas características se detallan en la tabla siguiente.

Limpieza de material de vidrio para laboratorio

El material de vidrio especial para laboratorio se puede limpiar manualmente, mediante inmersión en un baño, o en la Termodesinfectora. Para ambos métodos hay disponible en el comercio especializado un amplio programa de detergentes y desinfectantes. Dado que nunca se puede descartar completamente una contaminación del material de vidrio para laboratorio durante el transporte hasta el cliente, recomendamos limpiar los artículos de vidrio para laboratorio conforme a su aplicación antes de utilizarlos por vez primera. Para proteger el material de vidrio para laboratorio hay que limpiarlo, inmediatamente a continuación de utilizarlo, con agua a baja temperatura y poco alcalina, procurando que el tiempo de lavado sea corto.

El material de laboratorio que ha entrado en contacto con sustancias infecciosas o microorganismos se debe tratar en conformidad con las normas vigentes. En función de la sustancia de que se trate puede resultar necesario un autoclavado (p.ej. para matar los microorganismos). Generalmente se recomienda, a ser posible, limpiar los productos de vidrio antes del autoclavado o de una esterilización con aire caliente, para prevenir la incrustación de la suciedad por efecto del calor, así como daños en el material de vidrio por productos químicos que eventualmente se hayan quedado adheridos al mismo.

Limpieza manual

Un método universalmente conocido es frotar con una bayeta o esponja impregnada en la solución limpiadora. No limpiar nunca el material de vidrio para laboratorio con limpiadores o estropajos abrasivos, porque pueden dañar la superficie. Los desperfectos en la superficie pueden comprometer las propiedades del vidrio y limitar el posterior uso del material de vidrio. En el método de inmersión en un baño se sumerge el material de vidrio para laboratorio, generalmente a temperatura ambiente, durante 20 a 30 minutos en la solución limpiadora y a continuación se enjuaga con agua corriente y, finalmente, con agua destilada.

Para limpiar el material de vidrio de la forma menos agresiva posible, sólo se prolongará el tiempo de actuación o se incrementará la temperatura en caso de suciedad incrustada. En el caso del material de vidrio para laboratorio se deben evitar los tiempos de actuación prolongados, a temperaturas superiores a los 70 °C y en medios fuertemente alcalinos, porque pueden dañar el serigrafiado y provocar corrosión del vidrio. También se deben evitar las agresiones mecánicas durante la limpieza, por ejemplo rascar con una cuchara metálica.

tg_limpieza de material de vidrio

Limpieza

Durante la limpieza se desprende la suciedad de la superfi cie. en la misma se utilizan productos químicos de proceso (p.ej. productos de limpieza, humectantes, emulsionantes, neutralizadores). la limpieza se puede subdividir en varios bloques de programa, como p.ej. el enjuague previo, la limpieza y la neutralización.

Aclarado

Mediante el enjuague se arrastran la suciedad desprendida y los productos químicos de proceso utilizados. el enjuague se puede subdividir en bloques de programa individuales. La elección de la calidad del agua (p.ej. agua de red, agua desmineralizada, agua ultrapura) depende de la aplicación (p.ej. análisis orgánicos/inorgánicos, microbiología).

Desinfección

Mediante la desinfección se mata/desactiva una contaminación infecciosa hasta el punto que el material de vidrio para laboratorio ya no puede representar un riesgo de infección.

La desinfección sirve, por una parte, para la protección del personal de laboratorio que trabaja con contaminaciones infecciosas. Por otra parte, previene la transmisión de gérmenes desde muestras y preparados en laboratorios médicos, centros de investigación de higiene, laboratorios farmacéuticos, de la industria alimentaria y cosmética. de esta forma queda garantizado un trabajo en condiciones de perfecta higiene.

Seguridad del proceso, para obtener resultados reproducibles

El lavado mecánico es un procedimiento validable, que proporciona resultados reproducibles. Esta es una de las razones por las que se prefiere el lavado mecánico frente a los métodos manuales. Con el fin de garantizar la reproducibilidad de los resultados, los aparatos incorporan p.ej. los sistemas de seguridad siguientes:

  • Control redundante de la temperatura mediante 2 sondas de temperatura.
  • Dosificación automática de los líquidos, que incluye el control del volumen dosificado.
  • Control de las r.p.m. del brazo rociador.

Conservación del valor gracias a un acondicionamiento cuidadoso

El acondicionamiento mecánico del material de vidrio para laboratorio es más cuidadoso con el mismo que la limpieza manual en un baño de agua. La superficie del vidrio sólo entra en contacto con la alcalinidad del detergente durante un periodo de tiempo breve y definido, lo cual permite minimizar la corrosión del material. Los accesorios incluyen alojamientos y elementos de inmovilización especiales, que permiten fijar el aparataje de vidrio de forma segura y protegiéndolo contra las roturas del vidrio.

Esterilización

La esterilización es un procedimiento habitual para preparar el material de vidrio para laboratorio para las aplicaciones estériles o como parte de la limpieza. El material de vidrio para laboratorio DURAN® es apto tanto para el autoclavado como para la esterilización con aire caliente o por plasma (H2O2).

El instrumental de laboratorio que ha entrado en contacto con sustancias infecciosas o con microorganismos se debe limpiar conforme a las normas vigentes relativas al manipulado de dichos materiales. Dado el caso será necesaria una esterilización.

En lo que respecta a la esterilización, en particular de frascos para laboratorio, se deberá tener en cuenta lo siguiente: Abrir siempre todos los frascos, para prevenir la presurización. Para esterilizar medios se recomienda la utilización de tapas con membrana. Gracias a su membrana de PTFE de esta tapa se produce una igualación de presiones, lo que permite cerrar firmemente la tapa. De esta forma se reduce considerablemente el riesgo de contaminación.

Aparte de los procedimientos estandarizados antes descritos, todos los productos DURAN® admiten también métodos modificados individualmente, p.ej. la aplicación de temperaturas más altas. Recuerde, no obstante, que especialmente en los frascos se deben tener en cuenta también las temperaturas máximas admisibles de los plásticos de los que están fabricados sus accesorios (por ej. de las tapas roscadas).

Trabajos bajo presión

Sólo son aptos para trabajos en condiciones de presión/vacío los productos identificados como tales por razón de su geometría y espesor de pared (p.ej. los frascos de succión, los desecadores y los recipientes de brida plana).

Cuando se trabaja bajo condiciones de presión, las características del vidrio DURAN® se ven alteradas si hay de cambios de temperatura y de esfuerzos mecánicos, por lo cual se deberán respetar unas medidas de precaución adicionales. El material de vidrio para laboratorio bajo presión/vacío sólo deberá someterse a un esfuerzo suplementario (p.ej. cambios de temperatura acusados) con mucha precaución, porque los esfuerzos individuales son acumulativos.

Con el fin de garantizar la máxima seguridad posible para el usuario se deberán observar las reglas siguientes:

  • Para evitar las tensiones en el vidrio, no se calentarán por un solo lado ni sobre una llama abierta los recipientes sometidos a vacío o a presión.
  • En caso de someterlos a presión esta no deberá exceder la presión máxima señalada en el catálogo.
  • Antes de cada evacuación o esfuerzo por presión se someterán los recipientes de vidrio a un examen visual, para determinar que su estado es correcto (rasguños profundos, microfisuras, golpes, etc.). Por razones de seguridad, no utilizar recipientes de vidrio dañados para trabajar bajo condiciones de presión o vacío. • No someter nunca el material de vidrio para laboratorio a cambios bruscos de presión, p.ej. no ventilar repentinamente recipientes de vidrio previamente evacuados.
  • No someter a presión o a vacío el material de vidrio para laboratorio con fondo plano (p.ej. matraces Erlenmeyer, matraces de fondo plano).
  • El revestimiento plástico de los frascos para laboratorio (DURAN® protect) no influye sobre su resistencia a la presión. Estos productos no están diseñados para aplicaciones bajo presión. Para las aplicaciones bajo presión se utilizarán frascos DURAN® pressure plus. Gracias a su geometría modificada y a su mayor espesor de pared, el frasco DURAN® pressure plus resiste presiones dentro del rango de –1 hasta +1,5 bar.

Indicaciones de seguridad

Siguiendo nuestras especificaciones, los artículos de vidrio DURAN® son de aplicación muy segura. Además se deberán observar también las normativas nacionales respectivas sobre utilización de vidrio especial en el laboratorio.

En principio se deberán tener en cuenta los puntos siguientes:

  • Por razones de seguridad, antes de utilizar el material de vidrio para laboratorio DURAN® se deberá examinar éste en cuanto a su aptitud y plena operatividad.
  • El material de vidrio para laboratorio representa una fuente de riesgos que no puede ser menospreciada (p.ej. heridas de corte, quemaduras químicas, riesgo de infección). Cuando no sea rentable o viable su reparación técnicamente correcta, se deberá eliminar de forma reglamentaria el material de vidrio para laboratorio.
  • Al someter el material de vidrio para laboratorio a cambios de temperatura bruscos tener siempre en cuenta su resistencia al choque térmico (ΔT = 100K). En consecuencia, no retirar el material de vidrio muy caliente de la estufa de secado ni colocarlo sobre una mesa de laboratorio fría o, incluso, mojada, sobre todo en el caso del material de vidrio de paredes gruesas, como los frascos para filtrar y los desecadores.
  • Montar los aparatos con ayuda de soportes adecuados, de forma que presenten una buena estabilidad y no queden sometidos a tensiones mecánicas.

Eliminación

No eliminar bajo ninguna circunstancia el material de vidrio para laboratorio DURAN® junto con los desechos de vidrio normales, porque causará problemas de fusión con el calcín de los demás tipos de vidrio (vidrio sodocálcico), debido a su alto punto de fusión. El cliente ha de procurar que el vidrio borosilicato sea eliminado, sin dejar residuos, junto con la basura normal o, en función de las posibles contaminaciones del mismo, con arreglo a las normativas vigentes (la clave de desechos No. 17 02 04).

Nuestras Marcas

Campanas, Equipo Kjeldah y Bromatología
Muebles de acero inoxidable Mesas Mobiliario de Polipropileno